Tarjetas de Creditos

Consejos practicos para el usuario final.

 

 Pedir Prestamo: Consejos Practicos que no debe olvidar

Pedir prestamo  es una decision muy importante ya que compromote nuestra economía durante un tiempo determinado. Antes de contratar, es recomendable evaluar todos los factores que intervienen en el coste final del préstamos.

Compare tasa de interés equivalentes (TAE), no intereses nominales. Esta tasa es el coste efectivo del préstamo e incluye no sólo el interés nominal, sin también otros comisones y cargos bancarios.

Por lo tanto no se deje embaucar por los tipos nominales, vaya a la letra pequeña y averigüe el tae. Es importante comprobar si la tasa es fija a lo largo de la vida del préstamo, o es variable.

Atención con las ofertas en los tipos de interés: Puede que no consiga ese tipo de interés preferencial, dependerá de su situación crediticia.

 

Antes de pedir prestamo, verifique los requisitos y su situación financiera. Compruebe sus incidencias crediticias en los registros de impagos, y calcule su % de deuda/ ingresos mensuales.

La duración del préstamo: Tenga en cuenta que a mayor duración del préstamo, mayor será la cantidad de intereses pagados en el periodo.

Fíjese en el total de intereses que pagará y no se engañe intentando pagar una cuota mensual lo  más baja posible. La regla general es, endeudarse en periodo cortos y pagar lo más rápidamente posible.

El Pago mensual. Hay que averiguar la cantidad mensual, y si ésta es fija a lo largo de la vida del préstamo. Haz tus previsiones para pagar siempre en su momento, En los atrasos,  el banco suele aplicar un comisión por reclamación de impagados (30 euros).

pedir prestamo Comisiones por cancelación anticipada: Verifique siempre las comisiones por pagos anticipados. En ocasiones es aconsejable liquidar el préstamo pendiente, si  el ahorro de los intereses pendientes no superan las comisiones por anticipación los préstamos.

Intente siempre negociar una comisión por cancelación anticipada lo más baja posible

Costes por impagos de recibos. Hay que enterarse de los costes derivados del retraso en los pagos de recibos de préstamo. Suele haber una comisión por reclamación, una cantidad fija (25-30 euros), y puede darse el caso de que los intereses suban para el resto del préstamo.

Periodo de carencia. Los periodos de carencia te permiten durante un tiempo pagar sólo intereses. Al no devolver capital, los intereses se calculan sobre el total no devuelto, aumentando el importe total de intereses pagados durante el periodo.

No es necesario sacar un Seguro de Protección de Pagos. Muchos bancos ofrecen seguros contra protección de pagos, que cubren el reembolso del préstamo en caso de invalidez permanente, muerte o despido. A pesar de sus ventajas, puede ser bastante caro. Hay que analizar sus ventajas. En cualquier caso no está obligado a contratar el seguro ofrecido por el banco, puede contratar otro más económico en otra aseguradora.

Para cantidades pequeñas a corto plazo (6 meses) use preferentemente tarjetas de crédito que ofrezcan periodos de carencia de 60 días.

Cuidado con las hipotecas. Mientras que los préstamos personales, suelen tener un interés fijo a lo largo del periodo, las hipotecas se contratan a interés variable. Las subidas pueden tener costes inesperados.

Tenga cuidado con los préstamos que dan facilidades para pagar cuando se quiera y cuanto quiera ( Préstamos Revoving ). Estos préstamos tienden a alargarse indefinidamente en el tiempo y se termina pagando una gran cantidad de intereses. Por lo tanto, tienda a contratar siempre un préstamo con vencimientos fijos que obliguen a la devolución del capital pendiente de forma periódica.